No pudimos ir a la Semana Blanca, porque el Nuberu fue un poco caprichoso este año; sin embargo, lo gozamos en Villablino sin echar nada de menos a nuestros padres. ¡Y todo ello “in English”!